Make your own free website on Tripod.com

Ud. está en Home->Técnicas->la cubierta

 

La pintura de la cubierta

Lo dicho en los artículos sobre para qué ycon qué pintar el casco vale para toda la obra muerta, bandas y espejo, incluyendo cockpit, carroza y cubierta en los veleros y la superestructura completa en los cruceros. Sin embargo, conviene detenerse en un ítem que acepta más de una solución: la cubierta, excepción hecha de los barcos grandes con cubierta de teca.

 

Las cubiertas suelen tener algún tipo de superficie antideslizante donde afirmarse al caminar sobre ellas. En ciertos casos esta superficie antideslizante está moldeada en la cubierta, en otros está construída encima de alguna forma. En las moldeadas, sólo tendremos que seguir los mismos pasos ya comentados para la pintura del resto de la obra muerta. Si la cubierta es lisa de origen, la sección antideslizante se hace dando la primera mano de pintura de terminación, esparciendo sobre ella algún material granulado mientras está fresca, y aplicando la segunda mano para fijarlo. Lo conveniente es usar para este trabajo microesferas de vidrio, que son livianas y redondeadas; es contraindicado sembrar cuarzo molido, dado que es extremadamente duro y tiene puntas que forman una verdadera lija (pruebe a caerse sobre eso en un bandazo... o a caminar descalzo). Otras variantes son sembrar corcho molido, o el viejo truco del mosquitero plástico; el proceso es el mismo.

 

Con el barco en el varadero, el poliuretano resulta natural para la cubierta, ya que estamos pintando toda la obra muerta. En la amarra, si solamente necesitamos pintar la cubierta, ya no es tan práctico, porque no tenemos tiempo para dejarlo curar, además de que no estamos firmes. Hay pinturas específicas para cubierta, de caucho clorado, fáciles de aplicar incluso en navegación, que secan muy rápido y requieren una limpieza mínima de la superficie antes de pintar.

 

[Atrás] [Home ] Anterior ] Siguiente ]